La Biblia de Jerusalén (Católica)
Este buscasdor esta basado en la Biblia Católica versión de Jerusalén. En este buscador puede encontrar todos los textos bíblicos que tengan relación con la palabra o frase que usted está buscando. Solo debe anotar en la ventana de buscador esa palabra o frase, seleccionar la sección de la Biblia donde desea buscar y presionar buscar.
Jeremías
JER  13: 1 
Yahveh me dijo así: Anda y cómprate una faja de lino y te la pones a la cintura, pero no la metas en agua.
JER  13: 2 
Compré la faja, según la orden de Yahveh, y me la puse a la cintura.
JER  13: 3 
Entonces me fue dirigida la palabra de Yahveh por la segunda vez:
JER  13: 4 
Toma la faja que has comprado y que llevas a la cintura, levántate y vete al Eufrates y la escondes allí en un resquicio de la peña.
JER  13: 5 
Yo fui y la escondí en el Eufrates como me había mandado Yahveh.
JER  13: 6 
Al cabo de mucho tiempo me dijo Yahveh: Levántate, vete al Eufrates y recoges de allí la faja que te mandé que escondieras allí.
JER  13: 7 
Yo fui al Eufrates, cavé, recogí la faja del sitio donde la había escondido y he aquí que se había echado a perder la faja: no valía para nada.
JER  13: 8 
Entonces me fue dirigida la palabra de Yahveh en estos términos:
JER  13: 9 
Así dice Yahveh: Del mismo modo echaré a perder la mucha soberbia de Judá y de Jerusalén.
JER  13: 10 
Ese pueblo malo que rehúsa oír mis palabras, que caminan según la terquedad de sus corazones y han ido en pos de otros dioses a servirles y adorarles, serán como esta faja que no vale para nada.
JER  13: 11 
Porque así como se pega la faja a la cintura de uno, de igual modo hice apegarse a mí a toda la casa de Israel y a toda la casa de Judá - oráculo de Yahveh - con idea de que fuesen mi pueblo, mi nombradía, mi loor y mi prez, pero ellos no me oyeron.
JER  13: 12 
Diles este refrán: Así dice Yahveh, el Dios de Israel: Todo cántaro se puede llenar de vino. Ellos te dirán: ¿No sabemos de sobra que todo cántaro se puede llenar de vino?
JER  13: 13 
Entonces les dices: Pues así dice Yahveh: He aquí que yo lleno de borrachera a todos los habitantes de esta tierra, a los reyes sucesores de David en el trono, a los sacerdotes y profetas y a todos los habitantes de Jerusalén,
JER  13: 14 
y los estrellaré, a cada cual contra su hermano, padres e hijos a una - oráculo de Yahveh - sin que piedad, compasión y lástima me quiten de destruirlos.
JER  13: 15 
Oíd y escuchad, no seáis altaneros, porque habla Yahveh.
JER  13: 16 
Dad gloria a vuestro Dios Yahveh antes que haga oscurecer, y antes que se os vayan los pies sobre la sierra oscura, y esperéis la luz, y él la haya convertido en negrura, la haya trocado en tiniebla densa.
JER  13: 17 
Pero si no le oyereis, en silencio llorará mi alma por ese orgullo, y dejarán caer mi ojos lágrimas, y verterán copiosas lágrimas, porque va cautiva la grey de Yahveh.
JER  13: 18 
Di al rey y a la Gran Dama:Humillaos, sentaos, porque ha caído de vuestras cabezas vuestra diadema preciosa.
JER  13: 19 
Las ciudades del Négueb están cercadas, y no hay quien abra.Todo Judá es deportado, deportado en masa.
JER  13: 20 
Alza tus ojos, Jerusalén, y mira a los que vienen del norte. ¿Dónde está la grey que se te dio, tus preciosas ovejas?
JER  13: 21 
¿Qué dirás cuando te visiten con autoridad sobre ti?Pues lo que tú les enseñabas a hacer sobre ti eran caricias. ¿No te acometerán dolores como de parturienta?
JER  13: 22 
Pero acaso digas en tus adentros: ¿Por qué me ocurren estas cosas?Por tu gran culpa han sido alzadas tus faldas y han sido forzados tus calcañales.
JER  13: 23 
¿Muda el kusita su piel, o el leopardo sus pintas? ¡También vosotros podéis entonces hacer el bien, los avezados a hacer el mal!
JER  13: 24 
Por eso os esparcí como paja liviana al viento de la estepa.
JER  13: 25 
Esa es tu suerte, el tanto por tu medida que te toca de mi parte - oráculo de Yahveh -: por cuanto que me olvidaste y te fiaste de la Mentira.
JER  13: 26 
Pues también yo te he levantado las faldas sobre tu rostro, y se ha visto tu indecencia.
JER  13: 27 
¡Ah, tus adulterios y tus relinchos, la bajeza de tu prostitución!Sobre los altos, por la campiña he visto tus Monstruos abominables. ¡Ay de ti, Jerusalén, que no estás pura! ¿Hasta cuándo todavía...?

    MOSTRANDO 1 - 27  de  27
Seleccione un Libro: Capítulo: Palabra a buscar: Mostrar: Tamaño de Letra:

© Copyright 2009, Online Bible © v2.4

| Inicio | Imágenes | Diversión | Temas | Música | Oraciones | CancioneroSalvapantallas | Preguntas Católicas | Directorio | Twitter | La Biblia | Barra | Catequistas |     Más Música | Conocer |     Libros | Radios CatólicasVideos | Postales | Chat | Messenger | Email | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisión | Blogs | Radio | Noticias |