La Biblia de Jerusalén (Católica)
Este buscasdor esta basado en la Biblia Católica versión de Jerusalén. En este buscador puede encontrar todos los textos bíblicos que tengan relación con la palabra o frase que usted está buscando. Solo debe anotar en la ventana de buscador esa palabra o frase, seleccionar la sección de la Biblia donde desea buscar y presionar buscar.
Eclesiástico - Sirácides
ECL  16: 1 
No desees multitud de hijos malvados, no te goces en tener hijos impíos.
ECL  16: 2 
Aunque sean muchos, no te goces en ellos, si con ellos no se halla el temor del Señor.
ECL  16: 3 
No pongas en su vida tu confianza, ni te creas seguro por ser muchos, que más vale uno que mil, y morir sin hijos que tener hijos impíos.
ECL  16: 4 
Pues uno solo inteligente poblará una ciudad mas la raza de los sin ley quedará despoblada.
ECL  16: 5 
Muchas cosas así han visto mis ojos, y más graves aún oyeron mis oídos.
ECL  16: 6 
En la reunión de los pecadores prende el fuego, contra la nación rebelde se inflama la Cólera.
ECL  16: 7 
No perdonó él a los antiguos gigantes que se rebelaron fiados de su fuerza.
ECL  16: 8 
No pasó por alto al vecindario de Lot, a los que abominaba por su orgullo.
ECL  16: 9 
No se apiadó de la nación perdida, de los que estaban engreídos en sus pecados.
ECL  16: 10 
Igual trató a los seiscientos mil de a pie que se habían unido en la dureza de su corazón.
ECL  16: 11 
Aunque fuera uno solo el de dura cerviz, sería asombroso que quedara impune.Pues misericordia e ira están con El, tan poderoso en perdón como pródigo en ira.
ECL  16: 12 
Tan grande como su misericordia es su severidad, según sus obras juzga al hombre.
ECL  16: 13 
No escapará el pecador con su rapiña, ni quedará fallida la paciencia del piadoso.
ECL  16: 14 
Para toda limosna tiene él un sitio, cada cual hallará según sus obras.
ECL  16: 17 
No digas: Del Señor me esconderé, y ¿quién allá arriba se acordará de mí?Entre la gran muchedumbre no seré reconocido, pues ¿qué soy yo en la inmensa creación?
ECL  16: 18 
Mira, el cielo, y el cielo de los cielos, el abismo y la tierra serán sacudidos a la hora de su visita.
ECL  16: 19 
A una los montes y los cimientos de la tierra bajo su mirada temblarán de espanto.
ECL  16: 20 
Mas en todo esto no piensa el corazón del hombre, y en sus caminos, ¿quién repara?
ECL  16: 21 
Hay tempestad que no ve el hombre, y la mayoría de sus obras se hacen en secreto.
ECL  16: 22 
Las obras de la justicia, ¿quién las anuncia? ¿quién las aguarda? ¡Pues la alianza está lejos!
ECL  16: 23 
Esto piensa el ruin de corazón; el estúpido, el perdido, sólo piensa necedades.
ECL  16: 24 
Escúchame, hijo, y el saber aprende, aplica tu corazón a mis palabras.
ECL  16: 25 
Con mesura te revelaré la doctrina, con precisión anunciaré el saber.
ECL  16: 26 
Cuando creó el Señor sus obras desde el principio, desde que las hizo les asignó su puesto.
ECL  16: 27 
Ordenó para la eternidad sus obras, desde sus comienzos por todas sus edades.Ni tienen hambre ni se cansan, y eso que no abandonan su tarea.
ECL  16: 28 
Ninguna choca con otra, jamás desobedecen su palabra.
ECL  16: 29 
Después de esto el Señor miró a la tierra, y de sus bienes la colmó.
ECL  16: 30 
De todo ser viviente cubrió su faz, y a ella vuelven todos.

    MOSTRANDO 1 - 28  de  28
Seleccione un Libro: Capítulo: Palabra a buscar: Mostrar: Tamaño de Letra:

© Copyright 2009, Online Bible © v2.4

| Inicio | Imágenes | Diversión | Temas | Música | Oraciones | CancioneroSalvapantallas | Preguntas Católicas | Directorio | Twitter | La Biblia | Barra | Catequistas |     Más Música | Conocer |     Libros | Radios CatólicasVideos | Postales | Chat | Messenger | Email | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisión | Blogs | Radio | Noticias |