La Biblia de Jerusalén (Católica)
Este buscasdor esta basado en la Biblia Católica versión de Jerusalén. En este buscador puede encontrar todos los textos bíblicos que tengan relación con la palabra o frase que usted está buscando. Solo debe anotar en la ventana de buscador esa palabra o frase, seleccionar la sección de la Biblia donde desea buscar y presionar buscar.
Eclesiástico - Sirácides
ECL  30: 1 
El que ama a su hijo, le azota sin cesar, para poderse alegrar en su futuro.
ECL  30: 2 
El que enseña a su hijo, sacará provecho de él, entre sus conocidos de él se gloriará.
ECL  30: 3 
El que instruye a su hijo, pondrá celoso a su enemigo, y ante sus amigos se sentirá gozoso.
ECL  30: 4 
Murió su padre, y como si no hubiera muerto, pues dejó tras de sí un hombre igual que él.
ECL  30: 5 
En su vida le mira con contento, y a su muerte no se siente triste.
ECL  30: 6 
Contra sus enemigos deja un vengador, y para los amigos quien les pague sus favores.
ECL  30: 7 
El que mima a su hijo, vendará sus heridas, a cada grito se le conmoverán sus entrañas.
ECL  30: 8 
Caballo no domado, sale indócil, hijo consentido, sale libertino.
ECL  30: 9 
Halaga a tu hijo, y te dará sorpresas juega con él, y te traerá pesares.
ECL  30: 10 
No rías con él, para no llorar y acabar rechinando de dientes.
ECL  30: 11 
No le des libertad en su juventud, y no pases por alto sus errores.
ECL  30: 12 
Doblega su cerviz mientras es joven, tunde sus costillas cuando es niño, no sea que, volviéndose indócil, te desobedezca, y sufras por él amargura de alma.
ECL  30: 13 
Enseña a tu hijo y trabaja en él, para que no tropieces por su desvergüenza.
ECL  30: 14 
Vale más pobre sano y fuerte de constitución que rico lleno de achaques en su cuerpo.
ECL  30: 15 
Salud y buena constitución valen más que todo el oro, cuerpo vigoroso más que inmensa fortuna.
ECL  30: 16 
Ni hay riqueza mejor que la salud del cuerpo, ni contento mayor que la alegría del corazón.
ECL  30: 17 
Mejor es la muerte que una vida amarga, el descanso eterno que enfermedad permanente.
ECL  30: 18 
Manjares derramados sobre boca cerrada, eso son las ofrendas de alimentos puestas sobre una tumba.
ECL  30: 19 
¿De qué le sirve el sacrificio a un ídolo? ¡ni lo comerá ni lo olerá!Así aquel a quien persigue el Señor,
ECL  30: 20 
que mira con sus ojos y gime.Escomo un eunuco que oprime a una virgen y gime.
ECL  30: 21 
No entregues tu alma a la tristeza, ni te atormentes a ti mismo con tus cavilaciones.
ECL  30: 22 
La alegría de corazón es la vida del hombre, el regocijo del varón, prolongación de sus días.
ECL  30: 23 
Engaña tu alma y consuela tu corazón, echa lejos de ti la tristeza; que la tristeza perdió a muchos, y no hay en ella utilidad.
ECL  30: 24 
Envidia y malhumor los días acortan, las preocupaciones traen la vejez antes de tiempo.
ECL  30: 25 
Un corazón radiante viene bien en las comidas, se preocupa de lo que come.

    MOSTRANDO 1 - 25  de  25
Seleccione un Libro: Capítulo: Palabra a buscar: Mostrar: Tamaño de Letra:

© Copyright 2009, Online Bible © v2.4

| Inicio | Imágenes | Diversión | Temas | Música | Oraciones | CancioneroSalvapantallas | Preguntas Católicas | Directorio | Twitter | La Biblia | Barra | Catequistas |     Más Música | Conocer |     Libros | Radios CatólicasVideos | Postales | Chat | Messenger | Email | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisión | Blogs | Radio | Noticias |