La Biblia de Jerusalén (Católica)
Este buscasdor esta basado en la Biblia Católica versión de Jerusalén. En este buscador puede encontrar todos los textos bíblicos que tengan relación con la palabra o frase que usted está buscando. Solo debe anotar en la ventana de buscador esa palabra o frase, seleccionar la sección de la Biblia donde desea buscar y presionar buscar.
Mateo
MAT  20: 1 
En efecto, el Reino de los Cielos es semejante a un propietario que salió a primera hora de la mañana a contratar obreros para su viña.
MAT  20: 2 
Habiéndose ajustado con los obreros en un denario al día, los envió a su viña.
MAT  20: 3 
Salió luego hacia la hora tercia y al ver a otros que estaban en la plaza parados,
MAT  20: 4 
les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo.
MAT  20: 5 
Y ellos fueron. Volvió a salir a la hora sexta y a la nona e hizo lo mismo.
MAT  20: 6 
Todavía salió a eso de la hora undécima y, al encontrar a otros que estaban allí, les dice: ¿Por qué estáis aquí todo el día parados?
MAT  20: 7 
Dícenle: Es que nadie nos ha contratado. Díceles: Id también vosotros a la viña.
MAT  20: 8 
Al atardecer, dice el dueño de la viña a su administrador: Llama a los obreros y págales el jornal, empezando por los últimos hasta los primeros.
MAT  20: 9 
Vinieron, pues, los de la hora undécima y cobraron un denario cada uno.
MAT  20: 10 
Al venir los primeros pensaron que cobrarían más, pero ellos también cobraron un denario cada uno.
MAT  20: 11 
Y al cobrarlo, murmuraban contra el propietario,
MAT  20: 12 
diciendo: Estos últimos no han trabajado más que una hora, y les pagas como a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el calor.
MAT  20: 13 
Pero él contestó a uno de ellos: Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No te ajustaste conmigo en un denario?
MAT  20: 14 
Pues toma lo tuyo y vete. Por mi parte, quiero dar a este último lo mismo que a ti.
MAT  20: 15 
¿Es que no puedo hacer con lo mío lo que quiero? ¿O va a ser tu ojo malo porque yo soy bueno?.
MAT  20: 16 
Así, los últimos serán primeros y los primeros, últimos.
MAT  20: 17 
Cuando iba subiendo Jesús a Jerusalén, tomó aparte a los Doce, y les dijo por el camino:
MAT  20: 18 
Mirad que subimos a Jerusalén, y el Hijo del hombre será entregado a los sumos sacerdotes y escribas; le condenarán a muerte
MAT  20: 19 
y le entregarán a los gentiles, para burlarse de él, azotarle y crucificarle, y al tercer día resucitará.
MAT  20: 20 
Entonces se le acercó la madre de los hijos de Zebedeo con sus hijos, y se postró como para pedirle algo.
MAT  20: 21 
El le dijo: ¿Qué quieres? Dícele ella: Manda que estos dos hijos míos se sienten, uno a tu derecha y otro a tu izquierda, en tu Reino.
MAT  20: 22 
Replicó Jesús: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber la copa que yo voy a beber? Dícenle: Sí, podemos.
MAT  20: 23 
Díceles: Mi copa, sí la beberéis; pero sentarse a mi derecha o mi izquierda no es cosa mía el concederlo, sino que es para quienes está preparado por mi Padre.
MAT  20: 24 
Al oír esto los otros diez, se indignaron contra los dos hermanos.
MAT  20: 25 
Mas Jesús los llamó y dijo: Sabéis que los jefes de las naciones las dominan como señores absolutos, y los grandes las oprimen con su poder.
MAT  20: 26 
No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro servidor,
MAT  20: 27 
y el que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro esclavo;
MAT  20: 28 
de la misma manera que el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.
MAT  20: 29 
Cuando salían de Jericó, le siguió una gran muchedumbre.
MAT  20: 30 
En esto, dos ciegos que estaban sentados junto al camino, al enterarse que Jesús pasaba, se pusieron a gritar: ¡Señor, ten compasión de nosotros, Hijo de David!
MAT  20: 31 
La gente les increpó para que se callaran, pero ellos gritaron más fuerte: ¡Señor, ten compasión de nosotros, Hijo de David!
MAT  20: 32 
Entonces Jesús se detuvo, los llamó y dijo: ¿Qué queréis que os haga?
MAT  20: 33 
Dícenle: ¡Señor, que se abran nuestros ojos!
MAT  20: 34 
Movido a compasión Jesús tocó sus ojos, y al instante recobraron la vista; y le siguieron.

    MOSTRANDO 1 - 34  de  34
Seleccione un Libro: Capítulo: Palabra a buscar: Mostrar: Tamaño de Letra:

© Copyright 2009, Online Bible © v2.4

| Inicio | Imágenes | Diversión | Temas | Música | Oraciones | CancioneroSalvapantallas | Preguntas Católicas | Directorio | Twitter | La Biblia | Barra | Catequistas |     Más Música | Conocer |     Libros | Radios CatólicasVideos | Postales | Chat | Messenger | Email | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisión | Blogs | Radio | Noticias |