La Biblia de Jerusalén (Católica)
Este buscasdor esta basado en la Biblia Católica versión de Jerusalén. En este buscador puede encontrar todos los textos bíblicos que tengan relación con la palabra o frase que usted está buscando. Solo debe anotar en la ventana de buscador esa palabra o frase, seleccionar la sección de la Biblia donde desea buscar y presionar buscar.
Jueces
JUE  15: 11 
3.000 hombres de Judá bajaron a la gruta de la roca de Etam y dijeron a Sansón: «¿No sabes que los filisteos nos están dominando? ¿Qué nos has hechoEl les respondió: «Como me trataron a mí, les he tratado yo a ellos
JUE  15: 1 
Algún tiempo después, por los días de la siega del trigo, fue Sansón a visitar a su mujer llevando un cabrito y dijo: «Quiero llegarme a mi mujer, en la alcobaPero el padre de ella no le dejó entrar.
JUE  15: 2 
y le dijo: «Yo pensé que ya no la querías y se la di a tu compañero. ¿No vale más su hermana menor? Sea tuya en lugar de la otra
JUE  15: 3 
Sansón les replicó: «Esta vez no tengo culpa con los con los filisteos si les hago daño
JUE  15: 4 
Se fue Sansón, y cazó trescientas zorras; cogió unas teas y, juntando a los animales cola con cola, puso una tea en medio entre las dos colas.
JUE  15: 5 
Prendió fuego a las teas y luego, soltando las zorras por las mieses de los filisteos, incendió las gavillas y el trigo todavía en pie y hasta las viñas y olivares.
JUE  15: 6 
Los filisteos preguntaron: «¿Quién ha hecho estoY les respondieron: «Sansón, el yerno del timnita, porque éste tomó a su mujer y se la dio a su compañeroEntonces los filisteos subieron y quemaron a aquella mujer y la casa de su padre.
JUE  15: 7 
Sansón les dijo: «Ya que os portáis así no he de parar hasta vengarme de vosotros
JUE  15: 8 
Y les midió las costillas causándoles un gran estrago. Después bajó a la gruta de la roca de Etam y se quedó allí.
JUE  15: 9 
Los filisteos subieron a acampar en Judá e hicieron una incursión por Lejí.
JUE  15: 10 
Y les dijeron los hombres de Judá: «¿Por qué habéis subido contra nosotrosRespondieron: «Hemos subido para amarrar a Sansón, para hacer con él lo que él ha hecho con nosotros
JUE  15: 12 
Ellos le dijeron: «Hemos bajado para amarrarte y entregarte en manos de los filisteosSansón les dijo: «Juradme que no me vais a matar vosotros mismos
JUE  15: 13 
Le respondieron: «No; sólo queremos amarrarte y entregarte, no te mataremosLo amarraron, pues, con dos cordeles nuevos y lo sacaron de entre las rocas.
JUE  15: 14 
Cuando llegaba a Lejí y los filisteos corrían a su encuentro, con gritos de triunfo, el espíritu de Yahveh vino sobre él: los cordeles que sujetaban sus brazos fueron como hilos de lino que se queman al fuego y las ligaduras se deshicieron entre sus manos.
JUE  15: 15 
Encontró una quijada de asno todavía fresca, alargó la mano, la cogió y mató con ella a mil hombres.
JUE  15: 16 
Sansón dijo entonces: «Con quijada de asno los amontoné. Con quijada de asno, a mil hombres sacudí.»
JUE  15: 17 
Cuando terminó de hablar, tiró la quijada: por eso se llamó aquel lugar Ramat Lejí.
JUE  15: 18 
Entonces sintió una sed terrible e invocó a Yahveh diciendo: «Tú has logrado esta gran victoria por mano de tu siervo y ahora ¿voy a morir de sed y a caer en manos de los incircuncisos
JUE  15: 19 
Entonces Dios hendió la cavidad que hay en Lejí y brotó agua de ella. Sansón bebió, recobró su espíritu y se reanimó. Por eso se dio el nombre de En Haccoré a la fuente que existe todavía hoy en Lejí.
JUE  15: 20 
Sansón fue juez en Israel en la época de los filisteos por espacio de veinte años.
JUE  15: 1 
De allí Sansón se dirigió a Gaza, vio allí una meretriz y entró donde ella.
JUE  15: 2 
Se dio aviso a los hombres de Gaza: «Ha venido SansónEllos le rodearon y le estuvieron acechando a la puerta de la ciudad. Estuvieron quietos toda la noche pensando: «Esperemos hasta que despunte el día y lo mataremos
JUE  15: 3 
Sansón estuvo durmiendo hasta media noche; y a media noche se levantó, cogió las hojas de la puerta de la ciudad con sus dos jambas, las arrancó junto con la barra, se las cargó a la espalda, y las subió hasta la cumbre del monte que está frente a Hebrón.
JUE  15: 4 
Después de esto, se enamoró de una mujer de la vaguada de Soreq, que se llamaba Dalila.
JUE  15: 5 
Los tiranos de los filisteos subieron donde ella y le dijeron: «Sonsácale y entérate de dónde le viene esa fuerza tan enorme, y cómo podríamos dominarlo para amarrarlo y tenerlo sujeto. Nosotros te daremos cada uno 1.100 siclos de plata
JUE  15: 6 
Dalila dijo a Sansón: «Dime, por favor, ¿de dónde te viene esa fuerza tan grande y con qué habría que atarte para tenerte sujeto
JUE  15: 7 
Sansón le respondió: «Si me amarraran con siete cuerdas de arco todavía frescas, sin dejarlas secar, me debilitaría y sería como un hombre cualquiera
JUE  15: 8 
Los tiranos de los filisteos llevaron a Dalila siete cuerdas de arco frescas, sin secar aún, y lo amarró con ellas.
JUE  15: 9 
Tenía ella hombres apostados en la alcoba y le gritó: «Los filisteos contra ti, Sansón». El rompió las cuerdas de arco como se rompe el hilo de estopa en cuanto siente el fuego. Así no se descubrió el secreto de la fuerza.
JUE  15: 10 
Entonces Dalila dijo a Sansón: «Te has reído de mí y me has dicho mentiras; dime pues, por favor, con qué habría que atarte
JUE  15: 11 
El le respondió: «Si me amarraran bien con cordeles nuevos sin usar, me debilitaría y sería como un hombre cualquiera
JUE  15: 12 
Dalila cogió unos cordeles nuevos, lo amarró con ellos y le gritó: «Los filisteos contra ti, SansónTenía ella hombres apostados en la alcoba, pero él rompió los cordeles de sus brazos como un hilo.
JUE  15: 13 
Entonces Dalila dijo a Sansón: «Hasta ahora te has estado burlando de mi y no me has dicho más que mentiras. Dime con qué habría de amarrarteEl le respondió: «Si tejieras las siete trenzas de mi cabellera con la trama y las clavaras con la clavija del tejedor, me debilitaría y sería como un hombre cualquiera
JUE  15: 14 
Ella le hizo dormir, tejió luego las siete trenzas de su cabellera con la trama, las clavó con la clavija y le gritó: «Los filisteos contra ti, SansónEl se despertó de su sueño y arrancó la trama y la clavija. Así no se descubrió el secreto de su fuerza.
JUE  15: 15 
Dalila le dijo: «¿Cómo puedes decir: Te amo , si tu corazón no está conmigo? Tres veces te has reído ya de mí y no me has dicho en qué consiste esa fuerza tan grande
JUE  15: 16 
Como todos los días le asediaba con sus palabras y le importunaba, aburrido de la vida,
JUE  15: 17 
le abrió todo su corazón y le dijo: «La navaja no ha pasado jamás por mi cabeza, porque soy nazir de Dios desde el vientre de mi madre. Si me rasuraran, mi fuerza se retiraría de mí, me debilitaría y sería como un hombre cualquiera
JUE  15: 18 
Dalila comprendió entonces que le había abierto todo su corazón, mandó llamar a los tiranos de los filisteos y les dijo: «Venid esta vez, pues me ha abierto todo su corazónY los tiranos de los filisteos vinieron donde ella con el dinero en la mano.
JUE  15: 19 
Ella hizo dormir a Sansón sobre sus rodillas y llamó a un hombre que le cortó las siete trenzas de su cabeza. Entonces ella comenzó a humillarlo, y se retiró de él su vigor.
JUE  15: 20 
Ella gritó: «Los filisteos contra ti, SansónEl se despertó de su sueño y se dijo: «Saldré como las otras veces y me desembarazaré.» No sabía que Yahveh se había apartado de él.
JUE  15: 21 
Los filisteos le echaron mano, le sacaron los ojos, y lo bajaron a Gaza. Allí lo ataron con una doble cadena de bronce y daba vueltas a la muela en la cárcel.
JUE  15: 22 
Pero el pelo de su cabeza, nada más rapado, empezó a crecer.
JUE  15: 23 
Los tiranos de los filisteos se reunieron para ofrecer un gran sacrificio a su dios Dagón y hacer gran fiesta. Decían: «Nuestro dios ha puesto en nuestras manos a Sansón nuestro enemigo
JUE  15: 24 
En cuanto lo vio la gente, alababa a su dios diciendo: «Nuestro dios ha puesto en nuestras manos a Sansón nuestro enemigo, al que devastaba nuestro país y multiplicaba nuestras víctimas
JUE  15: 25 
Y como su corazón estaba alegre, dijeron: «Llamad a Sansón para que nos diviertaTrajeron, pues, a Sansón de la cárcel, y él les estuvo divirtiendo; luego lo pusieron de pie entre las columnas.
JUE  15: 26 
Sansón dijo entonces al muchacho que lo llevaba de la mano: «Ponme donde pueda tocar las columnas en las que descansa la casa para que me apoye en ellas
JUE  15: 27 
La casa estaba llena de hombres y mujeres. Estaban dentro todos los tiranos de los filisteos y, en el terrado, unos 3.000 hombres y mujeres contemplando los juegos de Sansón.
JUE  15: 28 
Sansón invocó a Yahveh y exclamó: «Señor Yahveh, dígnate acordarte de mí, hazme fuerte nada más que esta vez, oh Dios, para que de un golpe me vengue de los filisteos por mis dos ojos
JUE  15: 29 
Y Sansón palpó las dos columnas centrales sobre las que descansaba la casa, se apoyó contra ellas, en una con su brazo derecho, en la otra con el izquierdo,
JUE  15: 30 
y gritó: «¡Muera yo con los filisteosApretó con todas sus fuerzas y la casa se derrumbó sobre los tiranos y sobre toda la gente allí reunida. Los muertos que mató al morir fueron más que los que había matado en vida.
JUE  15: 31 
Sus hermanos y toda la casa de su padre bajaron y se lo llevaron. Lo subieron y sepultaron entre Sorá y Estaol, en el sepulcro de su padre Manóaj. Había juzgado a Israel por espacio de veinte años.

    MOSTRANDO 1 - 51  de  51
Seleccione un Libro: Capítulo: Palabra a buscar: Mostrar: Tamaño de Letra:

© Copyright 2009, Online Bible © v2.4

| Inicio | Imágenes | Diversión | Temas | Música | Oraciones | CancioneroSalvapantallas | Preguntas Católicas | Directorio | Twitter | La Biblia | Barra | Catequistas |     Más Música | Conocer |     Libros | Radios CatólicasVideos | Postales | Chat | Messenger | Email | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisión | Blogs | Radio | Noticias |