Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Baruc



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


BAR  4: 1 
Ella es el libro de los preceptos de Dios, la Ley que subsiste eternamente: todos los que la retienen alcanzarn la vida, mas los que la abandonan morirn.
BAR  4: 2 
Vuelve, Jacob y abrzala, camina hacia el esplendor bajo su luz.
BAR  4: 3 
No des tu gloria a otro, ni tus privilegios a nacin extranjera.
BAR  4: 4 
Felices somos, Israel, pues lo que agrada al Seor se nos ha revelado.
BAR  4: 5 
Animo, pueblo mo, memorial de Israel!
BAR  4: 6 
Vendidos habis sido a las naciones, mas no para la destruccin.Por haber provocado la ira de Dios, habis sido entregados a los enemigos.
BAR  4: 7 
Pues irritasteis a vuestro Creador, sacrificando a los demonios y no a Dios.
BAR  4: 8 
Olvidasteis al Dios eterno, el que os sustenta, y afligisteis a Jerusaln, la que os cri.
BAR  4: 9 
Pues vio ella caer sobre vosotros la ira que viene de Dios, y dijo:Escuchad, vecinas de Sin:Dios me ha enviado un gran dolor:
BAR  4: 10 
he visto el cautiverio de mis hijos y mis hijas que el Eterno hizo venir sobre ellos.
BAR  4: 11 
Con gozo los haba yo criado, y los he despedido con lgrimas y duelo.
BAR  4: 12 
Que nadie se regocije de m, la viuda abandonada de tantos; estoy en soledad por los pecados de mis hijos, porque se desviaron de la Ley de Dios,
BAR  4: 13 
no conocieron sus decretos, no fueron por el camino de los mandamientos de Dios, ni siguieron las sendas de disciplina segn su justicia.
BAR  4: 14 
Que vengan las vecinas de Sin!Acordaos del cautiverio de mis hijos y mis hijas, que el Eterno hizo venir sobre ellos.
BAR  4: 15 
Pues l trajo sobre ellos una nacin de lejos, nacin insolente, de lenguaje extrao, que no respet al anciano, ni del nio tuvo compasin,
BAR  4: 16 
se llev a los hijos amados de la viuda, y la dej sola, privada de sus hijas.
BAR  4: 17 
Y yo cmo puedo ayudaros?
BAR  4: 18 
Aquel que trajo sobre vosotros los males os librar de la mano de vuestros enemigos.
BAR  4: 19 
Andad, hijos, andad vuestro camino, que yo me he quedado sola.
BAR  4: 20 
Me ha quitado el vestido de paz, me he puesto el sayal de mis splicas, clamar al Eterno mientras viva.
BAR  4: 21 
Animo, hijos, clamad al Seor: el os librar de la tirana y de la mano de vuestros enemigos.
BAR  4: 22 
Yo espero del Eterno vuestra salvacin, del Santo me ha venido la alegra, por la misericordia que llegar pronto a vosotros de parte del Eterno, vuestro Salvador.
BAR  4: 23 
Os desped con duelo y lgrimas, pero Dios os devolver a m entre contento y regocijo para siempre.
BAR  4: 24 
Y como las vecinas de Sin ven ahora vuestro cautiverio, as vern pronto vuestra salvacin de parte de Dios, que os llegar con gran gloria y resplandor del Eterno.
BAR  4: 25 
Hijos, soportad con paciencia la ira que de parte de Dios os ha sobrevenido.Te ha perseguido tu enemigo, pero pronto vers su ruina y en su cerviz pondrs tu pie.
BAR  4: 26 
Mis hijos ms delicados han marchado por speros caminos, han sido llevados como rebao arrebatado por enemigos.
BAR  4: 27 
Animo, hijos, clamad a Dios! pues el que os trajo esto se acordar de vosotros;
BAR  4: 28 
y como vuestro pensamiento slo fue de alejaros de Dios, vueltos a l, buscadle con ardor diez veces mayor.
BAR  4: 29 
Pues el que trajo sobre vosotros estos males os traer la alegra eterna con vuestra salvacin.
BAR  4: 30 
Animo, Jerusaln!: te consolar Aquel que te dio nombre.
BAR  4: 31 
Desdichados los que te hicieron dao y se alegraron de tu cada.
BAR  4: 32 
Desdichadas las ciudades a las que sirvieron tus hijos. desdichada la que a tus hijos recibi.
BAR  4: 33 
Pues como se alegr de tu cada y de tu ruina se regocij, as se afligir por su desolacin.
BAR  4: 34 
Yo le quitar su alborozo de ciudad bien poblada y en duelo se trocar su orgullo.
BAR  4: 35 
Fuego vendr sobre ella de parte del Eterno por largos das, y ser morada de demonios durante mucho tiempo.
BAR  4: 36 
Mira hacia Oriente, Jerusaln, y ve la alegra que te viene de Dios.
BAR  4: 37 
Mira, llegan tus hijos, a los que despediste, vuelven reunidos desde oriente a accidente, a la voz del Santo, alegres de la gloria de Dios.



    MOSTRANDO 1 - 37  de  37

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |