Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Lucas



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


LUC  1: 1 
Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas que se han verificado entre nosotros,
LUC  1: 2 
tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra,
LUC  1: 3 
he decidido yo tambin, despus de haber investigado diligentemente todo desde los orgenes, escribrtelo por su orden, ilustre Tefilo,
LUC  1: 4 
para que conozcas la solidez de las enseanzas que has recibido.
LUC  1: 5 
Hubo en los das de Herodes, rey de Judea, un sacerdote, llamado Zacaras, del grupo de Abas, casado con una mujer descendiente de Aarn, que se llamaba Isabel;
LUC  1: 6 
los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin tacha en todos los mandamientos y preceptos del Seor.
LUC  1: 7 
No tenan hijos, porque Isabel era estril, y los dos de avanzada edad.
LUC  1: 8 
Sucedi que, mientras oficiaba delante de Dios, en el turno de su grupo,
LUC  1: 9 
le toc en suerte, segn el uso del servicio sacerdotal, entrar en el Santuario del Seor para quemar el incienso.
LUC  1: 10 
Toda la multitud del pueblo estaba fuera en oracin, a la hora del incienso.
LUC  1: 11 
Se le apareci el ngel del Seor, de pie, a la derecha del altar del incienso.
LUC  1: 12 
Al verle Zacaras, se turb, y el temor se apoder de l.
LUC  1: 13 
El ngel le dijo: No temas, Zacaras, porque tu peticin ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dar a luz un hijo, a quien pondrs por nombre Juan;
LUC  1: 14 
ser para ti gozo y alegra, y muchos se gozarn en su nacimiento,
LUC  1: 15 
porque ser grande ante el Seor; no beber vino ni licor; estar lleno de Espritu Santo ya desde el seno de su madre,
LUC  1: 16 
y a muchos de los hijos de Israel, les convertir al Seor su Dios,
LUC  1: 17 
e ir delante de l con el espritu y el poder de Elas, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y a los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Seor un pueblo bien dispuesto.
LUC  1: 18 
Zacaras dijo al ngel: En qu lo conocer? Porque yo soy viejo y mi mujer avanzada en edad.
LUC  1: 19 
El ngel le respondi: Yo soy Gabriel, el que est delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena nueva.
LUC  1: 20 
Mira, te vas a quedar mudo y no podrs hablar hasta el da en que sucedan estas cosas, porque no diste crdito a mis palabras, las cuales se cumplirn a su tiempo.
LUC  1: 21 
El pueblo estaba esperando a Zacaras y se extraaban de su demora en el Santuario.
LUC  1: 22 
Cuando sali, no poda hablarles, y comprendieron que haba tenido una visin en el Santuario; les hablaba por seas, y permaneci mudo.
LUC  1: 23 
Y sucedi que cuando se cumplieron los das de su servicio, se fue a su casa.
LUC  1: 24 
Das despus, concibi su mujer Isabel; y se mantuvo oculta durante cinco meses
LUC  1: 25 
diciendo: Esto es lo que ha hecho por m el Seor en los das en que se dign quitar mi oprobio entre los hombres.
LUC  1: 26 
Al sexto mes fue enviado por Dios el ngel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,
LUC  1: 27 
a una virgen desposada con un hombre llamado Jos, de la casa de David; el nombre de la virgen era Mara.
LUC  1: 28 
Y entrando, le dijo: Algrate, llena de gracia, el Seor est contigo.
LUC  1: 29 
Ella se conturb por estas palabras, y discurra qu significara aquel saludo.
LUC  1: 30 
El ngel le dijo: No temas, Mara, porque has hallado gracia delante de Dios;
LUC  1: 31 
vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrs por nombre Jess.
LUC  1: 32 
El ser grande y ser llamado Hijo del Altsimo, y el Seor Dios le dar el trono de David, su padre;
LUC  1: 33 
reinar sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendr fin.
LUC  1: 34 
Mara respondi al ngel: Cmo ser esto, puesto que no conozco varn?
LUC  1: 35 
El ngel le respondi: El Espritu Santo vendr sobre ti y el poder del Altsimo te cubrir con su sombra; por eso el que ha de nacer ser santo y ser llamado Hijo de Dios.
LUC  1: 36 
Mira, tambin Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estril,
LUC  1: 37 
porque ninguna cosa es imposible para Dios.
LUC  1: 38 
Dijo Mara: He aqu la esclava del Seor; hgase en m segn tu palabra. Y el ngel dejndola se fue.
LUC  1: 39 
En aquellos das, se levant Mara y se fue con prontitud a la regin montaosa, a una ciudad de Jud;
LUC  1: 40 
entr en casa de Zacaras y salud a Isabel.
LUC  1: 41 
Y sucedi que, en cuanto oy Isabel el saludo de Mara, salt de gozo el nio en su seno, e Isabel qued llena de Espritu Santo;
LUC  1: 42 
y exclamando con gran voz, dijo: Bendita t entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;
LUC  1: 43 
y de dnde a m que la madre de mi Seor venga a m?
LUC  1: 44 
Porque, apenas lleg a mis odos la voz de tu saludo, salt de gozo el nio en mi seno.
LUC  1: 45 
Feliz la que ha credo que se cumpliran las cosas que le fueron dichas de parte del Seor!
LUC  1: 46 
Y dijo Mara: Engrandece mi alma al Seor
LUC  1: 47 
y mi espritu se alegra en Dios mi salvador
LUC  1: 48 
porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarn bienaventurada,
LUC  1: 49 
porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, Santo es su nombre
LUC  1: 50 
y su misericordia alcanza de generacin en generacin a los que le temen.
LUC  1: 51 
Despleg la fuerza de su brazo, dispers a los que son soberbios en su propio corazn.
LUC  1: 52 
Derrib a los potentados de sus tronos y exalt a los humildes.
LUC  1: 53 
a los hambrientos colm de bienes y despidi a los ricos sin nada.
LUC  1: 54 
Acogi a Israel, su siervo, acordndose de la misericordia
LUC  1: 55 
- como haba anunciado a nuestros padres - en favor de Abraham y de su linaje por los siglos.
LUC  1: 56 
Mara permaneci con ella unos tres meses, y se volvi a su casa.
LUC  1: 57 
Se le cumpli a Isabel el tiempo de dar a luz, y tuvo un hijo.
LUC  1: 58 
Oyeron sus vecinos y parientes que el Seor le haba hecho gran misericordia, y se congratulaban con ella.
LUC  1: 59 
Y sucedi que al octavo da fueron a circuncidar al nio, y queran ponerle el nombre de su padre, Zacaras,
LUC  1: 60 
pero su madre, tomando la palabra, dijo: No; se ha de llamar Juan.
LUC  1: 61 
Le decan: No hay nadie en tu parentela que tenga ese nombre.
LUC  1: 62 
Y preguntaban por seas a su padre cmo quera que se le llamase.
LUC  1: 63 
El pidi una tablilla y escribi: Juan es su nombre. Y todos quedaron admirados.
LUC  1: 64 
Y al punto se abri su boca y su lengua, y hablaba bendiciendo a Dios.
LUC  1: 65 
Invadi el temor a todos sus vecinos, y en toda la montaa de Judea se comentaban todas estas cosas;
LUC  1: 66 
todos los que las oan las grababan en su corazn, diciendo: Pues qu ser este nio? Porque, en efecto, la mano del Seor estaba con l.
LUC  1: 67 
Zacaras, su padre, qued lleno de Espritu Santo, y profetiz diciendo:
LUC  1: 68 
Bendito el Seor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo.
LUC  1: 69 
y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la casa de David, su siervo,
LUC  1: 70 
como haba prometido desde tiempos antiguos, por boca de sus santos profetas,
LUC  1: 71 
que nos salvara de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odiaban
LUC  1: 72 
haciendo misericordia a nuestros padres y recordando su santa alianza
LUC  1: 73 
y el juramento que jur a Abraham nuestro padre, de concedernos
LUC  1: 74 
que, libres de manos enemigas, podamos servirle sin temor
LUC  1: 75 
en santidad y justicia delante de l todos nuestros das.
LUC  1: 76 
Y t, nio, sers llamado profeta del Altsimo, pues irs delante del Seor para preparar sus caminos
LUC  1: 77 
y dar a su pueblo conocimiento de salvacin por el perdn de sus pecados,
LUC  1: 78 
por las entraas de misericordia de nuestro Dios, que harn que nos visite una Luz de la altura,
LUC  1: 79 
a fin de iluminar a los que habitan en tinieblas y sombras de muerte y guiar nuestros pasos por el camino de la paz.
LUC  1: 80 
El nio creca y su espritu se fortaleca; vivi en los desiertos hasta el da de su manifestacin a Israel.



    MOSTRANDO 1 - 80  de  80

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |