Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Lucas



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


LUC  10: 1 
Despus de esto, design el Seor a otros 72, y los envi de dos en dos delante de s, a todas las ciudades y sitios a donde l haba de ir.
LUC  10: 2 
Y les dijo: La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al Dueo de la mies que enve obreros a su mies.
LUC  10: 3 
Id; mirad que os envo como corderos en medio de lobos.
LUC  10: 4 
No llevis bolsa, ni alforja, ni sandalias. Y no saludis a nadie en el camino.
LUC  10: 5 
En la casa en que entris, decid primero: Paz a esta casa.
LUC  10: 6 
Y si hubiere all un hijo de paz, vuestra paz reposar sobre l; si no, se volver a vosotros.
LUC  10: 7 
Permaneced en la misma casa, comiendo y bebiendo lo que tengan, porque el obrero merece su salario. No vayis de casa en casa.
LUC  10: 8 
En la ciudad en que entris y os reciban, comed lo que os pongan;
LUC  10: 9 
curad los enfermos que haya en ella, y decidles: El Reino de Dios est cerca de vosotros.
LUC  10: 10 
En la ciudad en que entris y no os reciban, salid a sus plazas y decid:
LUC  10: 11 
Hasta el polvo de vuestra ciudad que se nos ha pegado a los pies, os lo sacudimos. Pero sabed, con todo, que el Reino de Dios est cerca.
LUC  10: 12 
Os digo que en aquel Da habr menos rigor para Sodoma que para aquella ciudad.
LUC  10: 13 
Ay de ti, Corazn! Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidn se hubieran hecho los milagros que se han hecho en vosotras, tiempo ha que, sentados con sayal y ceniza, se habran convertido.
LUC  10: 14 
Por eso, en el Juicio habr menos rigor para Tiro y Sidn que para vosotras.
LUC  10: 15 
Y t, Cafarnam, hasta el cielo te vas a encumbrar? Hasta el Hades te hundirs!
LUC  10: 16 
Quien a vosotros os escucha, a m me escucha; y quien a vosotros os rechaza, a m me rechaza; y quien me rechaza a m, rechaza al que me ha enviado.
LUC  10: 17 
Regresaron los 72 alegres, diciendo: Seor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre.
LUC  10: 18 
El les dijo: Yo vea a Satans caer del cielo como un rayo.
LUC  10: 19 
Mirad, os he dado el poder de pisar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo poder del enemigo, y nada os podr hacer dao;
LUC  10: 20 
pero no os alegris de que los espritus se os sometan; alegraos de que vuestros nombres estn escritos en los cielos.
LUC  10: 21 
En aquel momento, se llen de gozo Jess en el Espritu Santo, y dijo: Yo te bendigo, Padre, Seor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeos. S, Padre, pues tal ha sido tu beneplcito.
LUC  10: 22 
Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quin es el Hijo sino el Padre; y quin es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar.
LUC  10: 23 
Volvindose a los discpulos, les dijo aparte: Dichosos los ojos que ven lo que veis!
LUC  10: 24 
Porque os digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros veis, pero no lo vieron, y or lo que vosotros os, pero no lo oyeron.
LUC  10: 25 
Se levant un legista, y dijo para ponerle a prueba: Maestro, que he de hacer para tener en herencia vida eterna?
LUC  10: 26 
El le dijo: Qu est escrito en la Ley? Cmo lees?
LUC  10: 27 
Respondi: Amars al Seor tu Dios con todo tu corazn, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente; y a tu prjimo como a ti mismo.
LUC  10: 28 
Djole entonces: Bien has respondido. Haz eso y vivirs.
LUC  10: 29 
Pero l, queriendo justificarse, dijo a Jess: Y quin es mi prjimo?
LUC  10: 30 
Jess respondi: Bajaba un hombre de Jerusaln a Jeric, y cay en manos de salteadores, que, despus de despojarle y golpearle, se fueron dejndole medio muerto.
LUC  10: 31 
Casualmente, bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verle, dio un rodeo.
LUC  10: 32 
De igual modo, un levita que pasaba por aquel sitio le vio y dio un rodeo.
LUC  10: 33 
Pero un samaritano que iba de camino lleg junto a l, y al verle tuvo compasin;
LUC  10: 34 
y, acercndose, vend sus heridas, echando en ellas aceite y vino; y montndole sobre su propia cabalgadura, le llev a una posada y cuid de l.
LUC  10: 35 
Al da siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y dijo: Cuida de l y, si gastas algo ms, te lo pagar cuando vuelva.
LUC  10: 36 
Quin de estos tres te parece que fue prjimo del que cay en manos de los salteadores?
LUC  10: 37 
El dijo: El que practic la misericordia con l. Djole Jess: Vete y haz t lo mismo.
LUC  10: 38 
Yendo ellos de camino, entr en un pueblo; y una mujer, llamada Marta, le recibi en su casa.
LUC  10: 39 
Tena ella una hermana llamada Mara, que, sentada a los pies del Seor, escuchaba su Palabra,
LUC  10: 40 
mientras Marta estaba atareada en muchos quehaceres. Acercndose, pues, dijo: Seor, no te importa que mi hermana me deje sola en el trabajo? Dile, pues, que me ayude.
LUC  10: 41 
Le respondi el Seor: Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas;
LUC  10: 42 
y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola. Mara ha elegido la parte buena, que no le ser quitada.



    MOSTRANDO 1 - 42  de  42

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |