Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Lucas



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


LUC  22: 1 
Se acercaba la fiesta de los Azimos, llamada Pascua.
LUC  22: 2 
Los sumos sacerdotes y los escribas buscaban cmo hacerle desaparecer, pues teman al pueblo.
LUC  22: 3 
Entonces Satans entr en Judas, llamado Iscariote, que era del nmero de los Doce;
LUC  22: 4 
y se fue a tratar con los sumos sacerdotes y los jefes de la guardia del modo de entregrselo.
LUC  22: 5 
Ellos se alegraron y quedaron con l en darle dinero.
LUC  22: 6 
El acept y andaba buscando una oportunidad para entregarle sin que la gente lo advirtiera.
LUC  22: 7 
Lleg el da de los Azimos, en el que se haba de sacrificar el cordero de Pascua;
LUC  22: 8 
y envi a Pedro y a Juan, diciendo: Id y preparadnos la Pascua para que la comamos.
LUC  22: 9 
Ellos le dijeron: Dnde quieres que la preparemos?
LUC  22: 10 
Les dijo: Cuando entris en la ciudad, os saldr al paso un hombre llevando un cntaro de agua; seguidle hasta la casa en que entre,
LUC  22: 11 
y diris al dueo de la casa: El Maestro te dice: Dnde est la sala donde pueda comer la Pascua con mis discpulos?
LUC  22: 12 
El os ensear en el piso superior una sala grande, ya dispuesta; haced all los preparativos.
LUC  22: 13 
Fueron y lo encontraron tal como les haba dicho, y prepararon la Pascua.
LUC  22: 14 
Cuando lleg la hora, se puso a la mesa con los apstoles;
LUC  22: 15 
y les dijo: Con ansia he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer;
LUC  22: 16 
porque os digo que ya no la comer ms hasta que halle su cumplimiento en el Reino de Dios.
LUC  22: 17 
Y recibiendo una copa, dadas las gracias, dijo: Tomad esto y repartidlo entre vosotros;
LUC  22: 18 
porque os digo que, a partir de este momento, no beber del producto de la vid hasta que llegue el Reino de Dios.
LUC  22: 19 
Tom luego pan, y, dadas las gracias, lo parti y se lo dio diciendo: Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mo.
LUC  22: 20 
De igual modo, despus de cenar, la copa, diciendo: Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros.
LUC  22: 21 
Pero la mano del que me entrega est aqu conmigo sobre la mesa.
LUC  22: 22 
Porque el Hijo del hombre se marcha segn est determinado. Pero, ay de aquel por quien es entregado!
LUC  22: 23 
Entonces se pusieron a discutir entre s quin de ellos sera el que iba a hacer aquello.
LUC  22: 24 
Entre ellos hubo tambin un altercado sobre quin de ellos pareca ser el mayor.
LUC  22: 25 
El les dijo: Los reyes de las naciones las dominan como seores absolutos, y los que ejercen el poder sobre ellas se hacen llamar Bienhechores;
LUC  22: 26 
pero no as vosotros, sino que el mayor entre vosotros sea como el ms joven y el que gobierna como el que sirve.
LUC  22: 27 
Porque, quin es mayor, el que est a la mesa o el que sirve? No es el que est a la mesa? Pues yo estoy en medio de vosotros como el que sirve.
LUC  22: 28 
Vosotros sois los que habis perseverado conmigo en mis pruebas;
LUC  22: 29 
yo, por mi parte, dispongo un Reino para vosotros, como mi Padre lo dispuso para m,
LUC  22: 30 
para que comis y bebis a mi mesa en mi Reino y os sentis sobre tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.
LUC  22: 31 
Simn, Simn! Mira que Satans ha solicitado el poder cribaros como trigo;
LUC  22: 32 
pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y t, cuando hayas vuelto, confirma a tus hermanos.
LUC  22: 33 
El dijo: Seor, estoy dispuesto a ir contigo hasta la crcel y la muerte.
LUC  22: 34 
Pero l dijo: Te digo, Pedro: No cantar hoy el gallo antes que hayas negado tres veces que me conoces.
LUC  22: 35 
Y les dijo: Cuando os envi sin bolsa, sin alforja y sin sandalias, os falt algo? Ellos dijeron: Nada.
LUC  22: 36 
Les dijo: Pues ahora, el que tenga bolsa que la tome y lo mismo alforja, y el que no tenga que venda su manto y compre una espada;
LUC  22: 37 
porque os digo que es necesario que se cumpla en m esto que est escrito: Ha sido contado entre los malhechores. Porque lo mo toca a su fin.
LUC  22: 38 
Ellos dijeron: Seor, aqu hay dos espadas. El les dijo: Basta.
LUC  22: 39 
Sali y, como de costumbre, fue al monte de los Olivos, y los discpulos le siguieron.
LUC  22: 40 
Llegado al lugar les dijo: Pedid que no caigis en tentacin.
LUC  22: 41 
Y se apart de ellos como un tiro de piedra, y puesto de rodillas oraba
LUC  22: 42 
diciendo: Padre, si quieres, aparta de m esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
LUC  22: 43 
Entonces, se le apareci un ngel venido del cielo que le confortaba.
LUC  22: 44 
Y sumido en agona, insista ms en su oracin. Su sudor se hizo como gotas espesas de sangre que caan en tierra.
LUC  22: 45 
Levantndose de la oracin, vino donde los discpulos y los encontr dormidos por la tristeza;
LUC  22: 46 
y les dijo: Cmo es que estis dormidos? Levantaos y orad para que no caigis en tentacin.
LUC  22: 47 
Todava estaba hablando, cuando se present un grupo; el llamado Judas, uno de los Doce, iba el primero, y se acerc a Jess para darle un beso.
LUC  22: 48 
Jess le dijo: Judas, con un beso entregas al Hijo del hombre!
LUC  22: 49 
Viendo los que estaban con l lo que iba a suceder, dijeron: Seor, herimos a espada?
LUC  22: 50 
y uno de ellos hiri al siervo del Sumo Sacerdote y le llev la oreja derecha.
LUC  22: 51 
Pero Jess dijo: Dejad! Basta ya! Y tocando la oreja le cur.
LUC  22: 52 
Dijo Jess a los sumos sacerdotes, jefes de la guardia del Templo y ancianos que haban venido contra l: Como contra un salteador habis salido con espadas y palos?
LUC  22: 53 
Estando yo todos los das en el Templo con vosotros, no me pusisteis las manos encima; pero esta es vuestra hora y el poder de las tinieblas.
LUC  22: 54 
Entonces le prendieron, se lo llevaron y le hicieron entrar en la casa del Sumo Sacerdote; Pedro le iba siguiendo de lejos.
LUC  22: 55 
Haban encendido una hoguera en medio del patio y estaban sentados alrededor; Pedro se sent entre ellos.
LUC  22: 56 
Una criada, al verle sentado junto a la lumbre, se le qued mirando y dijo: Este tambin estaba con l.
LUC  22: 57 
Pero l lo neg: Mujer, no le conozco!
LUC  22: 58 
Poco despus, otro, vindole, dijo: T tambin eres uno de ellos. Pedro dijo: Hombre, no lo soy!
LUC  22: 59 
Pasada como una hora, otro aseguraba: Cierto que ste tambin estaba con l, pues adems es galileo.
LUC  22: 60 
Le dijo Pedro: Hombre, no s de qu hablas! Y en aquel momento, estando an hablando, cant un gallo,
LUC  22: 61 
y el Seor se volvi y mir a Pedro, y record Pedro las palabras del Seor, cuando le dijo: Antes que cante hoy el gallo, me habrs negado tres veces.
LUC  22: 62 
Y, saliendo fuera, rompi a llorar amargamente.
LUC  22: 63 
Los hombres que le tenan preso se burlaban de l y le golpeaban;
LUC  22: 64 
y cubrindole con un velo le preguntaban: Adivina! Quin es el que te ha pegado?
LUC  22: 65 
Y le insultaban dicindole otras muchas cosas.
LUC  22: 66 
En cuanto se hizo de da, se reuni el Consejo de Ancianos del pueblo, sumos sacerdotes y escribas, le hicieron venir a su Sanedrn
LUC  22: 67 
y le dijeron: Si t eres el Cristo, dnoslo. El respondi: Si os lo digo, no me creeris.
LUC  22: 68 
Si os pregunto, no me responderis.
LUC  22: 69 
De ahora en adelante, el Hijo del hombre estar sentado a la diestra del poder de Dios.
LUC  22: 70 
Dijeron todos: Entonces, t eres el Hijo de Dios? El les dijo: Vosotros lo decs: Yo soy.
LUC  22: 71 
Dijeron ellos: Qu necesidad tenemos ya de testigos, pues nosotros mismos lo hemos odo de su propia boca?



    MOSTRANDO 1 - 71  de  71

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |