Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Lucas



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


LUC  7: 1 
Cuando hubo acabado de dirigir todas estas palabras al pueblo, entr en Cafarnam.
LUC  7: 2 
Se encontraba mal y a punto de morir un siervo de un centurin, muy querido de ste.
LUC  7: 3 
Habiendo odo hablar de Jess, envi donde l unos ancianos de los judos, para rogarle que viniera y salvara a su siervo.
LUC  7: 4 
Estos, llegando donde Jess, le suplicaban insistentemente diciendo: Merece que se lo concedas,
LUC  7: 5 
porque ama a nuestro pueblo, y l mismo nos ha edificado la sinagoga.
LUC  7: 6 
Iba Jess con ellos y, estando ya no lejos de la casa, envi el centurin a unos amigos a decirle: Seor, no te molestes, porque no soy digno de que entres bajo mi techo,
LUC  7: 7 
por eso ni siquiera me consider digno de salir a tu encuentro. Mndalo de palabra, y quede sano mi criado.
LUC  7: 8 
Porque tambin yo, que soy un subalterno, tengo soldados a mis rdenes, y digo a ste: Vete, y va; y a otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace.
LUC  7: 9 
Al or esto Jess, qued admirado de l, y volvindose dijo a la muchedumbre que le segua: Os digo que ni en Israel he encontrado una fe tan grande.
LUC  7: 10 
Cuando los enviados volvieron a la casa, hallaron al siervo sano.
LUC  7: 11 
Y sucedi que a continuacin se fue a una ciudad llamada Nam, e iban con l sus discpulos y una gran muchedumbre.
LUC  7: 12 
Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, sacaban a enterrar a un muerto, hijo nico de su madre, que era viuda, a la que acompaaba mucha gente de la ciudad.
LUC  7: 13 
Al verla el Seor, tuvo compasin de ella, y le dijo: No llores.
LUC  7: 14 
Y, acercndose, toc el fretro. Los que lo llevaban se pararon, y l dijo: Joven, a ti te digo: Levntate.
LUC  7: 15 
El muerto se incorpor y se puso a hablar, y l se lo dio a su madre.
LUC  7: 16 
El temor se apoder de todos, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros, y Dios ha visitado a su pueblo.
LUC  7: 17 
Y lo que se deca de l, se propag por toda Judea y por toda la regin circunvecina.
LUC  7: 18 
Sus discpulos llevaron a Juan todas estas noticias. Entonces l, llamando a dos de ellos,
LUC  7: 19 
los envi a decir al Seor: Eres t el que ha de venir, o debemos esperar a otro?
LUC  7: 20 
Llegando donde l aquellos hombres, dijeron: Juan el Bautista nos ha enviado a decirte: Eres t el que ha de venir o debemos esperar a otro?
LUC  7: 21 
En aquel momento cur a muchos de sus enfermedades y dolencias, y de malos espritus, y dio vista a muchos ciegos.
LUC  7: 22 
Y les respondi: Id y contad a Juan lo que habis visto y odo: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan, se anuncia a los pobres la Buena Nueva;
LUC  7: 23 
y dichoso aquel que no halle escndalo en m!
LUC  7: 24 
Cuando los mensajeros de Juan se alejaron, se puso a hablar de Juan a la gente: Qu salisteis a ver en el desierto? Una caa agitada por el viento?
LUC  7: 25 
Qu salisteis a ver, si no? Un hombre elegantemente vestido? No! Los que visten magnficamente y viven con molicie estn en los palacios.
LUC  7: 26 
Entonces, qu salisteis a ver? Un profeta? S, os digo, y ms que un profeta.
LUC  7: 27 
Este es de quien est escrito: He aqu que envo mi mensajero delante de ti, que preparar por delante tu camino.
LUC  7: 28 
Os digo: Entre los nacidos de mujer no hay ninguno mayor que Juan; sin embargo el ms pequeo en el Reino de Dios es mayor que l.
LUC  7: 29 
Todo el pueblo que le escuch, incluso los publicanos, reconocieron la justicia de Dios, hacindose bautizar con el bautismo de Juan.
LUC  7: 30 
Pero los fariseos y los legistas, al no aceptar el bautismo de l, frustraron el plan de Dios sobre ellos.
LUC  7: 31 
Con quin, pues, comparar a los hombres de esta generacin? Y a quin se parecen?
LUC  7: 32 
Se parecen a los chiquillos que estn sentados en la plaza y se gritan unos a otros diciendo: Os hemos tocado la flauta, y no habis bailado, os hemos entonando endechas, y no habis llorado.
LUC  7: 33 
Porque ha venido Juan el Bautista, que no coma pan ni beba vino, y decs: Demonio tiene.
LUC  7: 34 
Ha venido el Hijo del hombre, que come y bebe, y decs: Ah tenis un comiln y un borracho, amigo de publicanos y pecadores.
LUC  7: 35 
Y la Sabidura se ha acreditado por todos sus hijos.
LUC  7: 36 
Un fariseo le rog que comiera con l, y, entrando en la casa del fariseo, se puso a la mesa.
LUC  7: 37 
Haba en la ciudad una mujer pecadora pblica, quien al saber que estaba comiendo en casa del fariseo, llev un frasco de alabastro de perfume,
LUC  7: 38 
y ponindose detrs, a los pies de l, comenz a llorar, y con sus lgrimas le mojaba los pies y con los cabellos de su cabeza se los secaba; besaba sus pies y los unga con el perfume.
LUC  7: 39 
Al verlo el fariseo que le haba invitado, se deca para s: Si ste fuera profeta, sabra quin y qu clase de mujer es la que le est tocando, pues es una pecadora.
LUC  7: 40 
Jess le respondi: Simn, tengo algo que decirte. El dijo: Di, maestro.
LUC  7: 41 
Un acreedor tena dos deudores: uno deba quinientos denarios y el otro cincuenta.
LUC  7: 42 
Como no tenan para pagarle, perdon a los dos. Quin de ellos le amar ms?
LUC  7: 43 
Respondi Simn: Supongo que aquel a quien perdon ms. El le dijo: Has juzgado bien,
LUC  7: 44 
y volvindose hacia la mujer, dijo a Simn: Ves a esta mujer? Entr en tu casa y no me diste agua para los pies. Ella, en cambio, ha mojado mis pies con lgrimas, y los ha secado con sus cabellos.
LUC  7: 45 
No me diste el beso. Ella, desde que entr, no ha dejado de besarme los pies.
LUC  7: 46 
No ungiste mi cabeza con aceite. Ella ha ungido mis pies con perfume.
LUC  7: 47 
Por eso te digo que quedan perdonados sus muchos pecados, porque ha mostrado mucho amor. A quien poco se le perdona, poco amor muestra.
LUC  7: 48 
Y le dijo a ella: Tus pecados quedan perdonados.
LUC  7: 49 
Los comensales empezaron a decirse para s: Quin es ste que hasta perdona los pecados?
LUC  7: 50 
Pero l dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado. Vete en paz.



    MOSTRANDO 1 - 50  de  50

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |