Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Corintios I



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


CO1  2: 1 
Pues yo, hermanos, cuando fui a vosotros, no fui con el prestigio de la palabra o de la sabidura a anunciaros el misterio de Dios,
CO1  2: 2 
pues no quise saber entre vosotros sino a Jesucristo, y ste crucificado.
CO1  2: 3 
Y me present ante vosotros dbil, tmido y tembloroso.
CO1  2: 4 
Y mi palabra y mi predicacin no tuvieron nada de los persuasivos discursos de la sabidura, sino que fueron una demostracin del Espritu y del poder
CO1  2: 5 
para que vuestra fe se fundase, no en sabidura de hombres, sino en el poder de Dios.
CO1  2: 6 
Sin embargo, hablamos de sabidura entre los perfectos, pero no de sabidura de este mundo ni de los prncipes de este mundo, abocados a la ruina;
CO1  2: 7 
sino que hablamos de una sabidura de Dios, misteriosa, escondida, destinada por Dios desde antes de los siglos para gloria nuestra,
CO1  2: 8 
desconocida de todos los prncipes de este mundo - pues de haberla conocido no hubieran crucificado al Seor de la Gloria -.
CO1  2: 9 
Ms bien, como dice la Escritura, anunciamos: lo que ni el ojo vio, ni el odo oy, ni al corazn del hombre lleg, lo que Dios prepar para los que le aman.
CO1  2: 10 
Porque a nosotros nos lo revel Dios por medio del Espritu; y el Espritu todo lo sondea, hasta las profundidades de Dios.
CO1  2: 11 
En efecto, qu hombre conoce lo ntimo del hombre sino el espritu del hombre que est en l? Del mismo modo, nadie conoce lo ntimo de Dios, sino el Espritu de Dios.
CO1  2: 12 
Y nosotros no hemos recibido el espritu del mundo, sino el Espritu que viene de Dios, para conocer las gracias que Dios nos ha otorgado,
CO1  2: 13 
de las cuales tambin hablamos, no con palabras aprendidas de sabidura humana, sino aprendidas del Espritu, expresando realidades espirituales.
CO1  2: 14 
El hombre naturalmente no capta las cosas del Espritu de Dios; son necedad para l. Y no las puede conocer pues slo espiritualmente pueden ser juzgadas.
CO1  2: 15 
En cambio, el hombre de espritu lo juzga todo; y a l nadie puede juzgarle.
CO1  2: 16 
Porque quin conoci la mente del Seor para instruirle? Pero nosotros tenemos la mente de Cristo.



    MOSTRANDO 1 - 16  de  16

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |