Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Tesalonicenses I



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


TE1  2: 1 
Bien sabis vosotros, hermanos, que nuestra ida a vosotros no fue estril,
TE1  2: 2 
sino que, despus de haber padecido sufrimientos e injurias en Filipos, como sabis, confiados en nuestro Dios, tuvimos la valenta de predicaros el Evangelio de Dios entre frecuentes luchas.
TE1  2: 3 
Nuestra exhortacin no procede del error, ni de la impureza ni con engao,
TE1  2: 4 
sino que as como hemos sido juzgados aptos por Dios para confiarnos el Evangelio, as lo predicamos, no buscando agradar a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones.
TE1  2: 5 
Nunca nos presentamos, bien lo sabis, con palabras aduladoras, ni con pretextos de codicia, Dios es testigo,
TE1  2: 6 
ni buscando gloria humana, ni de vosotros ni de nadie.
TE1  2: 7 
Aunque pudimos imponer nuestra autoridad por ser apstoles de Cristo, nos mostramos amables con vosotros, como una madre cuida con cario de sus hijos.
TE1  2: 8 
De esta manera, amndoos a vosotros, queramos daros no slo el Evangelio de Dios, sino incluso nuestro propio ser, porque habais llegado a sernos muy queridos.
TE1  2: 9 
Pues recordis, hermanos, nuestros trabajos y fatigas. Trabajando da y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os proclamamos el Evangelio de Dios.
TE1  2: 10 
Vosotros sois testigos, y Dios tambin, de cun santa, justa e irreprochablemente nos comportamos con vosotros, los creyentes.
TE1  2: 11 
Como un padre a sus hijos, lo sabis bien, a cada uno de vosotros
TE1  2: 12 
os exhortbamos y alentbamos, conjurndoos a que vivieseis de una manera digna de Dios, que os ha llamado a su Reino y gloria.
TE1  2: 13 
De ah que tambin por nuestra parte no cesemos de dar gracias a Dios porque, al recibir la Palabra de Dios que os predicamos, la acogisteis, no como palabra de hombre, sino cual es en verdad, como Palabra de Dios, que permanece operante en vosotros, los creyentes.
TE1  2: 14 
Porque vosotros, hermanos, habis seguido el ejemplo de las Iglesias de Dios que estn en Judea, en Cristo Jess, pues tambin vosotros habis sufrido de vuestros compatriotas las mismas cosas que ellos de parte de los judos;
TE1  2: 15 
stos son los que dieron muerte al Seor y a los profetas y los que nos han perseguido a nosotros; no agradan a Dios y son enemigos de todos los hombres,
TE1  2: 16 
impidindonos predicar a los gentiles para que se salven; as van colmando constantemente la medida de sus pecados; pero la Clera irrumpe sobre ellos con vehemencia.
TE1  2: 17 
Mas nosotros, hermanos, separados de vosotros por breve tiempo - fsicamente, mas no con el corazn - ansibamos con ardiente deseo ver vuestro rostro.
TE1  2: 18 
Por eso quisimos ir a vosotros - yo mismo, Pablo, lo intent una y otra vez - pero Satans nos lo impidi.
TE1  2: 19 
Pues cul es nuestra esperanza, nuestro gozo, la corona de la que nos sentiremos orgullosos, ante nuestro Seor Jess en su Venida, sino vosotros?
TE1  2: 20 
S, vosotros sois nuestra gloria y nuestro gozo.



    MOSTRANDO 1 - 20  de  20

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |